Consellos

Mail ourensenotempo@hotmail.com

En el lateral derecho del blog, tenéis las advertencias legales.

Importante

Antes de coger fotos del blog y compartirlas en Facebook, preguntar; la mayoría son mías o de personas que no tienen inconveniente en prestarlas, pero hay algunas que no se pueden utilizar de manera indiscriminada.

28/11/14

Bar Jacome "Pucho"


   En los últimos tiempos, hemos visto desaparecer algunos de nuestros más añejos comercios de Auria.
   La entrada en vigor y el cumplimiento de los plazos que establecía la ley de arrendamientos urbanos, ha sido la principal responsable, aunque no la única, el difícil relevo generacional, y los cambios de hábitos de la ciudadanía también han tenido algo que ver en el tema. Pero dejemos esos razonamientos a los entendidos, (total que más da….).
 
 Recientemente  fue Chavalín, quien dejo su lugar a Sfera en el Paseo, próximamente será una parte de Bazar Orense la que deje una de las mejores esquinas de la ciudad a disposición de (probablemente) una de esas multinacionales que…, (ahorraros los mails, no voy a entrar a comentar ciertos temas en el blog),y hace unos días se fue la Armería Lira. 
  Esos son los que más suenan, por su céntrica ubicación, pero no son los únicos. A finales de año, cerrara sus puertas uno de los bares históricos de la ciudad, más concretamente del barrio del Couto.


 El Bar JACOME.

   Ochenta años hace ya que don José Jácome Rogel, (de los Melenchos del Couto), decidió probar fortuna en un barrio que se estaba convirtiendo en el mas industrial de la ciudad: el Couto. La apertura de serrerias, talleres mecánicos e industriales, lecherías y sobre todo la fundición  Malingre demandaba con insistencia la apertura de negocios de “apoyo”, sobre todo bares y restaurantes.

   Abrieron de aquellas en un espacio muy limitado, Ervedelo cruce con Jesús Soria, el Pancho  (estaba justo en la esquina, donde no hace mucho estaba la farmacia Gasalla), el Quelle (pegado al anterior, creo que hoy está en ese bajo un Kebab) y el Demache, (no sé si estará bien escrito), y su objetivo primordial era dar de comer a la gran cantidad de trabajadores que a diario se concentraban en la zona. Junto a ellos don José Jácome abrió su bar restaurante el 18 de mayo de 1934.

  Cocina casera, casi siempre de cuchara, y como diría Arguiñano con fundamento; no había florituras ni siquiera carta, (aprovecho para felicitar a los profesionales del restaurante Nova, que tan agradablemente nos han sorprendido estos días con la consecución de una estrella Michelin, BRAVO…..) la única decisión posible era entre vino y agua, y si eras de los habituales podías inclinarte por el blanco o el tinto.  Tampoco en cuestiones de elegir mesa se podían permitir remilgos, y así era que según se llegaba, se ocupaba un hueco en la mesa que se pudiera. Alguno ya se estará preguntando, si las cosas eran así, ¿Por qué la gente iba a comer allí???.  Y más de uno ya se habrá imaginado la respuesta, la destreza de la cocinera, la calidad de los productos, y el mas que ajustado precio de lo que en aquellos tiempos se llamaba cocina de obrero; llevaban a los parroquianos a formar colas para comer allí.

   Me cuentan que a diario*,  se servían bastantes más de 100 comidas, y eso en un local de unas diez mesas y poco espacio, no permitía florituras.  Aun a riesgo de que alguno de mis lectores se escandalice, me comentan que uno de los pocos platos que en plan delicatessen se servían  (algún domingo),  era el “Gato Montes”, pero no se trataba de un engaño tipo gato por liebre, si no que era Gato Montes con todas las de la ley, (hoy  sería un delito perseguido, pero de aquellas…), ni lo probé, ni tengo intención alguna, pero parece ser que después de un periodo de tres días macerando en vinagre, y al frio de la nevera de la pescadería cercana, se elaboraba un guiso espectacular.

   No sé si el plato lo mantuvo en la carta mi querido maestro, Don Antonio Rodríguez Fernández, “Pucho”, (de los Guirrotes del Puente), yerno del anterior propietario, quien en el 63 se hizo cargo del restaurante, al tiempo que lo compaginaba con su trabajo de maestro. Pero lo que si mantuvo fue el plato único, y el resto de las normas de la casa, cuando algo funciona …… Permitidme que a modo de anécdota comente este detalle que habla de la fidelidad de los clientes, cuentan que Máximo un carretero de la zona, con frecuencia paraba a tomar un vino en el Jácome, hasta el punto que fuera cual fuera su intención, (parar o no parar), su caballo siempre paraba delante del local, cierto es que siempre había una cunca para el Máximo y otra para el equino, a lo mejor …..
   Con el tiempo su hijo José Manuel Rodríguez Jacome fue tomando el relevo, pero las modas han ido cambiando, y los parroquianos de hoy en día no tienen en el barrio su puesto de trabajo; cerró la fundición, y la inmensa mayoría de aquellas empresas que demandaban los servicios del restaurante, con lo cual el local se reconvirtió en bar taperia, y así se ha mantenido durante estos últimos años

   Ahora la jubilación se avecina, y el relevo no aparece, un bar es muy esclavo, y los jóvenes buscan otras salidas.  Así que a finales de año le diremos adiós a otro de los Históricos.

 Adiós Pucho (que así lo conocí yo y muchos de vosotros).

En un futuro intentare dedicar una entrada al viejo maestro, Don Antonio “Pucho”.  Y os contare la historia del pajarito que amaestraban en el local, pero eso sera otro día.


*jornadas de lunes a sábado; de aquellas solo era festivo el domingo, ¿recordáis que los sábados por la mañana teníamos que ir al cole?, no a clases normales, bueno los castigados sí, pero muchas de las actividades eran ese día, y eran obligatorias.

27/11/14

Santo Ángel Recuerdos de mi niñez.‏ (Alberto Fernandez Seijas)

Alberto con la madre Lucia, en la puerta de la Capilla.
   El colegio que tengo mas cerca de mi casa, y curiosamente no tenia fotos de sus alumnos; hasta que el amigo Alberto Fernández Seíjas, me ha permitido ver parte de sus recuerdos de aquellos años, y de paso algún detalle del viejo colegio, (antes de que le movieran las torres, que si, al final resulta que si se movieron, aprox. 75 cm, pero se hizo con tanta discreción que mucha gente del barrio ni se entero, según me han confirmado, durante toda la obra se mantuvo la zona cubierta con unas lonas.) Aquí os dejo con las fotos y texto de Alberto.
Gracias Alberto .

   En los años sesenta en el colegio Santo Ángel del Couto, ya había niños. 
  Si, éramos unos cuantos privilegiado vecinos del barrio, a los que tanto monjas como alumnas nos trataban estupendamente.

   Actuábamos en las veladas del colegio como autenticas estrellas. Podéis verme declamando una poesía, no me acuerdo cual. 

    Que por cierto me olvidé de la letra y ni corto ni perezoso volví a empezar desde el principio. (Por eso la niña se esconde detrás de la cortina). Y en otra de las fotos estamos interpretando Blancanieves y los Siete Enanitos, algunos de los niños aún andan por el Barrio.

   En la foto en la que estamos mi hermano Oscar y yo lo que tenemos detrás eran las cuadras, y también se ven algunas alumnas de las internas. Estas cuadras tenían vacas y cerdos como inquilinos y fueron derribadas junto con el edificio del colegio antiguo (dónde estamos actuando), para construir el nuevo edificio y daban a lo que hoy es la plaza del Couto.

  Alberto Fernández Seijas.

26/11/14

Franco en Ourense (Pilar)


    Visita de Pilar Franco Bahamonde a la ciudad en mayo del año 37 (supuestamente). Se reconocen: la señora Marquesa de atalaya Bermeja, un jovencísimo Alejandro Veiras, el inconfundible Cándido Cid, y a excepción del Sr. Obispo, todas las autoridades locales y provinciales del momento, alcalde, gobernadores, presidente de la diputación y de la audiencia etc. La fotografía con toda seguridad está tomada en las escaleras de Santa Eufemia la mañana del segundo y último día de la visita.


   Yo como los malos periodistas, escondo mi pobre artículo bajo un titular que intencionadamente llama la atención.
   Pero para que no os enfadéis, ya os advierto que la entrada no es para hablaros ni de embalses, ni aperturas de líneas férreas, que por mis datos fueron los únicos eventos que trajeron por nuestra provincia a Francisco Franco, (hay quien piensa que estuvo destinado en el cuartel como teniente, pero es un error motivado en que si que estuvo en el Zamora 8, pero cuando este tenía su base en Ferrol, lo que sí es cierto, es que regalo un bastón de mando al regimiento).
   La entrada realmente consiste en unos breves apuntes de la estancia de la rama de los Franco que por cuestiones de trabajo residió en Ourense, al menos tres años, (que haya podido confirmar), pero sospecho que la estancia fue más larga, incluso puede que el 36 les cogiera en la ciudad (gran parte del verano, la familia lo pasaba en Pontedeume, y allí les cogió el comienzo de la guerra, pero puede que su residencia fuera en Ourense).

   En junio de 1923 sale publicado el nombramiento de don Alfonso Jaraíz Pérez-Fariña, cacereño, ingeniero de caminos y (probablemente) militar; como ingeniero tercero de la dirección de Obras Publicas en la delegación de Ourense. Alfonso se había casado con Pilar Franco en 1915, y en aquel año de 1923 ya tenían cinco de los diez hijos que formaron la familia. Pilar tercera de los hermanos Franco Bahamonde, había nacido en Ferrol, donde estudio el bachillerato, y según las crónicas había obtenido el título de maestra; su boda a los veinte años, y sus maternidades no le permitieron ejercer su profesión que se sepa. A su llegada a Ourense, fijan su residencia en una vivienda no identificada de la calle de Alba, (hoy Alejandro Outeiriño), para al poco tiempo trasladarse a la que fue su vivienda conocida en la calle Progreso 143*(al lado del edificio de La Cros, que así se conocía la sucursal de la empresa del catalán Amadeo Cros que fabricaba y distribuía los productos químicos agrícolas que una provincia como la nuestra tanto demandaba).
    De su vida en Ourense, son escasísimas por no decir inexistentes, las referencias escritas y debido al paso del tiempo las orales es complicado reunirlas; no podemos olvidar que en aquellos años la familia Franco, no tenía la fama que posteriormente alcanzo; para ser sinceros el primer empujón al conocimiento popular de la familia, lo proporciono su hermano Ramón, quien en el 1926 consiguió la hazaña de cruzar el Atlántico en menos de 60 horas pilotando su aeroplano entre Huelva y Pernambuco (Brasil), en aquellos momentos según parece estaba residiendo con Pilar su madre doña Pilar Bahamonde Pardo; me llama la atención el no haber encontrado ninguna dato sobre si sus hijos habían estado en colegios ourensanos, en el 1923 Pilar tenía 7 años, Francisco 5 y Alfonso, Jacinto y Concha aun no estarían en edad escolar, pero sí su estancia se prolongo, como parece ser, es de pensar que acudirían a alguno de los centros escolares ourensanos (consta que Jacinto, Antonio, Jesús,y Nicolas fueron alumnos del colegio del Pilar en Madrid) , incluso cabe pensar que alguno de los hermanos que nacieron después de su llegada, sean ourensanos, (Antonio , Mercedes, Jesús, Nicolas y el décimo del que no he conseguido averiguar su nombre).
    A partir del 39 es indiscutible su residencia en Madrid, y la continuidad de sus veraneos en Pontedeume; a Ourense solo puedo confirmar dos visitas, de una de las cuales es la fotografía que hoy recuperamos, (en estas visitas se alojaba en casa de doña Angela Varela, marquesa de Atalaya Bermeja). De manera oficial no me consta ninguna visita de su hermano Francisco en aquellos tiempos.

No quiero alargar en exceso la entrada estaré atento por si surgen mas datos y o fotografías. 

25/11/14

Vigoron.


   Anda que como pille a mi abuelo, ya verás tú.

   Toda la vida escuchando a los mayores, diciendo que si “mucho vicio”, “sois unos golfos”, y demás lindezas que intentaban que te comportaras como un novicio, para que con el paso del tiempo descubras que no hay nada nuevo en este y en la mayoría de los temas, sobre todo cuando nos referimos a “alegría” y “diversión”.

   Fijaros si no en esta joya publicitaria que recupere de los comienzos del siglo XX, nosotros tanto hablar del descubrimiento del Cialis, Viagra y Levitra. Y resulta que nuestros abuelos ya tenían el Vigoron.

Ya decía yo que don Hilarión se guardaba algún secreto, si no  a buenas horas:

24/11/14

El Roma Ourensano??


   Sabéis que una de mis debilidades, es el tristemente desaparecido Hotel de Roma, “Hotel Roma”, y siempre que me encuentro una imagen suya me produce un buen 'alegrón'.

   En los últimos días me han dejado dos en las que posaban elegantes caballeros delante de sus escaleras principales, y estoy pendiente de identificar algunos de los personajes para mostrároslas en ourensenotempo.      Hoy mi intención es ver si me echáis una mano en confirmar que esta fotografía (que no es más que una imagen tomada con mi móvil en una cafetería de una fotografía que por la apariencia es copia de una revista), realmente corresponde a nuestro hotel Roma.
    Mi problema está en los adornos de la puerta principal, que sinceramente no los reconozco. A favor esta el que aparezca un personaje de sobras conocido, o al menos me lo parece a mi; se trata de don Constantino Añel; y que los rótulos me parecen conocidos.

    La imagen podría recoger la escena del recibimiento o despedida por parte de las autoridades locales, al nuncio de su santidad Monseñor Tedeschini, quien el tres de  agosto de 1930 visito la provincia y nuestra ciudad, para inaugurar las obras del renovado monasterio de Osera y del flamante edificio del Banco de España en la céntrica calle de Vicente Pérez (Paseo). A pesar de de que el dato de donde se alojo Monseñor no es conocido, no seria descabellado pensar que durante su estancia bien pudo utilizar los servicios del mas lujoso hotel de la ciudad, si no para descansar (es logico pensar que se le habilitara en el obispado o en el seminario un espacio), si al menos para disfrutar de su afamada cocina.

Opiniones al mail  ourensenotempo@hotmail.com